Actuación frente a un Accidente Vascular Cerebral


El accidente vascular cerebral o AVC responde a un estado en el que el cerebro de la persona se deteriora debido a una alteración en el riego sanguíneo. Esta alteración puede tener diversos orígenes, pero los más frecuentes son la rotura de un vaso o la formación de un coágulo de sangre.

Accidente Vascular Cerebral Síntomas

Los daños cerebrales si no se detecta a tiempo son muy graves, pudiendo acabar con la vida del paciente. Por eso, saber identificar los signos y síntomas del íctus para activar rápidamente los servicios de emergencia va ayudar a disminuir el riesgo cardiovascular y la extensión del accidente, así como el tipo de incapacidad.

Signos y Síntomas del Accidente Vascular Cerebral

  • Dolor de cabeza intenso de forma inmediata
  • Dificultad o imposibilidad de hablar (puede ser progresiva o de repente)
  • Frases totalmente incoherentes, confusión e incluso delirio
  • Arrugas faciales y desviación de la comisura de los labios (aparece saliva alrededor)
  • Pérdida de fuerza y de movilidad de las extremidades que están a un lado del cuerpo
  • Dificultad para deglutir
  • Pérdida de visión
  • Dificultad para caminar y pérdida del equilibrio
  • Disminución del nivel de conciencia
  • Convulsiones

Si una persona cercana sospecha de accidente cerebral, lo primero que tendrá que hacer son 3 cosas muy simples:

  1. Decirle al afectado que repita una frase sencilla
  2. Decirle al afectado que intente sonreir (deberá contraer la musculatura)
  3. Pedirle que extienda ambos brazos a la altura de los hombros y con los ojos cerrados

Si estos 3 pequeños test salen negativos y la persona no logra superarlos, no hay que perder más tiempo: hay que llamar al 112 urgentemente o acudir lo más rápido posible al hospital.

¿Qué hacer mientras llegan los servicios de emergencia?

  • Situar al afectado en una habitación espaciosa o en un sitio amplio para que se sienta cómodo.
  • Aflojar la ropa que pueda causarle incomodidad o le pueden dificultar la respiración.
  • Tranquilizar a la persona y comunicarle que los servicios sanitarios ya están en camino.
  • Ayudar al afectado a estirarse o tumbarse (la cabeza debe mantenerse un poco inclinada para facilitar la salida de la saliva).
  • Si la persona ya está inconsciente, entonces habrá que abrirle la vía aérea y comprobar su estado (es probable que haya que practicar el RCP).
  • Si la persona está inconsciente pero todavía respira, hay que colocarla lateralmente en posición de seguridad (PLS) y seguir controlando su respiración.

Lo que nunca se debe hacer en una AVC

  • Crear un ambiente de tensión y nervios (la persona no puede hablar pero sí escuchar).
  • Sentar a la persona en una silla o en otra posición no estable.
  • Dejar sola a la víctima.
  • No darle nigún tipo de medicación aunque padezca de otra enfermedad.
  • Dar de beber al afectado.

Por último, cabe decir que existen pacientes de riesgo que pueden ser candidatos a padecer un accidente vascular cerebral como personas con hipercolesterolemía, diabéticos, fumadores, sedentarios, con hipertensión arterial u otras affeciones de tipo cardiovascular. Algunos de estos factores, que son conocidos, pueden ser modificables con solamente cambiar los hábitos de vida y alimentación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *