Cómo actuar en una intoxicación alimentaria


Una intoxicación es debida siempre al resultado de la acción de un agente tóxico en el cuerpo humano. Según  el tiempo de contacto, la dosis recibida, la concentración del tóxico y otros factores tanto externos como de la persona, entonces se hablará de intoxicación aguda o crónica.

la intoxicación alimentaria

La vía digestiva está relacionada directamente con alimentos y bebidas ingeridos y comprende desde la boca hasta los intestinos.

¿Cuáles son los tóxicos que pueden penetrar en el organismo?

  • Alimentos caducados, mal tratados o en mal estado
  • Medicamentos y drogas
  • Venenos (raticidas, insecticidas, arsénico,…)
  • Agua no potable o contaminada
  • Productos químicos (de limpieza, sobretodo)
  • Vegetales (hierbas, extractos, setas y hongos)

Cuando la persona acaba ingiriendo el producto se produce la intoxicación en tres fases claramente diferenciadas:

  • Ingestión: el tóxico ya se encuentra en el sistema digestivo y los primeros síntomas que causa son dolor abdominal, vómitos, náuseas y diarreas.
  • Absorción: el tóxico tiene la capacidad de ser absorbido y pasar al torrente sanguíneo ocasionando los siguientes síntomas: malestar general, erupción cutánea, aumento de la temperatura corporal y sudor.
  • Afectación neurológica: No todos los tóxicos la producen, pero aquellos que tienen esta capacidad darán como síntomas: visión borrosa, convulsiones y alteración de la conciencia.
  • Estado de coma y muerte: Sólo algunos tóxicos determinados son capaces de ocasionarlo. Algunos de ellos, tan simples como las setas y otros más específicos como algunos tipos de veneno. Esta fase no se incluye en el proceso normal de afectación por intoxicación digestiva.

Tratamiento de una intoxicación por vía digestiva

El tratamiento de primeros auxilios para este tipo de intoxicaciones se basará principalmente en acciones que tengan como objetivo evitar la absorción, o bien, impedir que se absorba más tóxico del que se ha ingerido. Los tres métodos más conocidos son:

  • Provocar el vómito: Es el método más fácil pero NO se admiten según que casos. Lo mejor es que podemos emplear el uso de los dedos dentro de la boca para ocasionar el reflejo del vómito. Si no se puede por cualquier motivo, entonces habrá que administrar ipecacuana por vía oral que es un emético (provoca el vómito). Normalmente, se presenta como un jarabe aunque en muchas poblaciones se utilizn la raíz directamente o disuelta en agua. El vómito sólo será efectivo si se realiza dentro de las tres primeras horas tras la ingestión de la sustancia tóxica.
  • Uso de carbón activado: Tiene la capacidad de absorber muchas sustancias que se encuentre por el tracto digestivo y en el estómago. Por eso, se utiliza como un complemento para el vaciado gástrico. La dosis inicial recomendable es 1g de carbón por cada kg de peso de la persona y esto se disuelve en 250 ml de agua (1/4 de litro). Por ejemplo, para un adulto de 70kg hay que preparar 70g/250ml agua.
  • Dilución del tóxico: Cuando no es posible ni provocar el vómito ni administrar carbón activado, entonces hay que recurrir a la dilución con agua o con agua albuminosa. Cabe decir que, este método sólo es posible emplearlo si la persona está consciente, pueda ingerir correctamente o no presente convulsiones. Un método para preparar rápidamente agua albuminosa es batir entre 5-7 claras de huevo en un litro de agua e ir administrándolas a la persona cantidades muy pequeñas para que no vomite. La mayor parte de estos casos se da en personas que han ingerido cáusticos y,por esta razón, no conviene que el producto químico vuelva a pasar de nuevo por el conducto digestivo hacia la boca.
En la siguiente tabla se muestra un resumen sobre cómo actuar según que casos:
Provocar el VómitoCarbón ActivadoDilución con Agua (o albúmina)
Provocar el VómitoCarbón ActivadoDilución con Agua (o albúmina)
SI (Indicado)Alimentos Setas Hongos Medicamentos Drogas Agua contaminadaAlimentos Setas Hongos Medicamentos Drogas Agua contaminadaProductos cáusticos Gasolina y derivados Cianuro Arsénico Ácido bórico Mercurio Algunos Metales Alcoholes
NO (Contraindicado) Productos cáusticos Gasolina o derivados Aguarrás Productos cáusticos Gasolina o derivados Aguarrás Ácido bórico Cianuro Carbonatos Hierro Litio Malatión Etilenglicol Etanol Metanol
NO AdministrarMujeres embarazadas (no ipecacuana) Niños menores de 6 años (no ipecacuana) Personas con convulsiones Personas inconscientesPersonas con convulsiones Personas inconscientes Mujeres embarazadas y niños bajo criterio médico.Personas con convulsiones Personas inconscientes Personas alérgicas a las proteínas del huevo Mujeres embarazadas y niños bajo criterio médico.

¿Qué hacer cuando lleguen los servicios de emergencia?

Si se ha activado correctamente la cadena de socorro, entonces una vez lleguen las autoridades sanitarias al lugar de los hechos, la primera información que debemos aportar es la siguiente:
  • Identificar en la medida de lo posible lo que ha tomado o ingerido la persona
  • Cantidad ingerida
  • Hora aproximada cuando se produjo la ingesta
  • Otras sustancias que pueda haber tomado la persona
  • Detallar algunas observaciones (vómito, piel enrojecida, convulsiones,…)
En otros casos, como intentos de suicidio o envenamientos, serán los propios servicios junto con las autoridades pertinentes los que deban investigar las causas que han llevado a la persona a ingerir el tóxico.
Si tiene usted cualquier duda, puede llamar al Centro Nacional de Toxicología de su país para resolver cualquier duda de inmediato.

También te podría gustar...

1 Respuesta

  1. 30/04/2014

    […] Carbón activado: Es muy útil en las intoxicaciones alimentarias y disminuye la absorción del tóxico en nuestro intestino. Más información: Botiquin.org. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.