Cómo evitar y tratar los accidentes en el Hogar en Niños y Bebés


Los accidentes en el hogar en niños y bebés, por lo general, suelen ser evitables si se producen en el entorno casero. Lo primero que debemos tener en cuenta es que, por naturaleza, los más pequeños del hogar tienden a ser curiosos y por desconocimiento pueden lesionarse o lastimar a los demás. Por eso, es muy importante seguir unas normas básicas que se aplicarán a los adultos responsables de éstos.

Decálogo para las Quemaduras infantiles en el Hogar

  • Durante la infancia es casi obligatorio colocar protectores de plástico aldededor de los enchufes.
  • La cocina es uno de los sitios dónde ocurren la mayoría de las quemaduras, por lo tanto, hay que vigilar constantemente al niño o habilitar su propio espacio dentro de ésta.
  • Ningún aparato eléctrico debe estar cerca del baño del niño o del bebé e incluso hay que pensar la más mínima posibilidad de que éste pueda caer en el agua.
  • En caso de usar estufa, nunca situarla cerca de la cuna del bebé.
  • Antes de dar una comida o un biberón es imprescindible hacer una comprobación de la temperatura.
  • La temperatura del baño es mejor comprobarla con un termómetro en el caso de los bebés.
  • Con un niño o bebé en brazos nunca hay que sujetar líquidos o comidas calientes. También, además de su exposición nociva, el cigarro puede quemarlos mientras se fuma.

¿Cómo tratar las quemaduras por accidente?

Según hemos visto en anteriores posts sobre las quemaduras, éstas pueden ser muy diversas y es casi imposible generalizar. Cada una de ellas tiene su orígen y puede alterar la piel de una forma u otra. Por lo tanto, serán las quemaduras de primer grado las que podamos tratar más rápidamente o al menos actuar con un protocolo de primeros auxilios.

1. En la medida de lo posible, enfriaremos la zona quemada con agua fría. Este agua puede ser mojando un trapo o un pañuelo, o bien, directamente desde el chorro del grifo. Eso sí, nunca directamente hacer chocar la presión del chorro con la zona quemada, sino simplemente que pase por la zona con el fin de disminuir la temperatura y disminuir los posibles efectos que vendrán o no posteriormente (dolor, quemazón, infección, inflamación). Una vez seca, y si no hay herida abierta, aplicar alguna crema o pomada que contenga sulfadiazina argéntica o caléndula (mejor para los bebés).

2. Si la quemadura se ha producido en una zona del cuerpo donde hay ropa, será conveniente quitarla pero hacerlo con mucho cuidado ya que la piel puede estar pegada al tejido. Si no se puede, mojar la zona con la ropa incluida y acudir al servicio de urgencia más cercano.

3. Si las extremidades están afectadas y no existen más lesiones que no sean las quemaduras, entonces mientras llega la ayuda médica podemos inclinar o tumbar al niño hacia arriba para que el riego sanguíneo quede a la altura del corazón y disminuya la posible inflamación y/o edema de la zona.

4. Nunca quitar la piel quemada, ni recortarla con tijeras si no estamos seguros. Tampoco hay que pinchar y sacar el líquido de las ampollas que se puedan llegar a producir ya que todo esto agrava el accidente y aumenta la probabilidad de infección posterior.

5. Si la quemadura posee más envergadura (alcanza ojos, por ejemplo) y al valorarla es posible que sea de segundo o tercer grado, entonces hay que acudir a los servicios médicos lo más rápido posible.

Decálogo para los golpes y cortes infantiles en el hogar

  • Para evitar caídas, los niños pequeños nunca deben estar subidos en una superficie elevada sin la vigilancia de sus padres o responsables.
  • Durante un tiempo, es recomendable adquirir cierres de seguridad o barandillas en las habitaciones más conflictivas como son cocina, comedor, lavabo…o simplemente, habilitarlas en la habitación del niño para que no tenga acceso a las demás. Recuerda: esto no es un castigo para el niño. Prevalece la protección y  la seguridad antes que la opinión del resto de personas que no conviven en tu hogar acerca de estas medidas.
  • Si en la cuna se decide poner barrotes, no hay que olvidar reforzarlos con un protector acolchado.
  • Intentar proteger cualquier esquina del mobiliario del hogar (mesas, escritorios,…) que pueda resultar un sitio propicio para el golpe.

¿Cómo tratar los golpes y caídas de los infantes?

Primeros Auxilios en NiñosTras el golpe o caída existe la posibilidad de herida acompañada de hemorragia (ver tratamiento para hemorragias). Si el golpe no es muy severo y no existe sangrado, hay que aplicar frío local a la zona.

Igual que los adultos, se puede coger un trocito de hielo o incluso carne congelada o guisantes y cubrirlos con un trapo o pañuelo puesto que el hielo no debe ponerse directamente en contacto con la piel.

Es recomendable aplicarlo un tiempo comprendido entre 6-10 minutos y retirarlo. Pasados unos minutos más, volver a repetir la aplicación. Tras 20-40 minutos sería aconsejable aplicar alguna crema o pomada antiinflamatoria.

Si el golpe viene acompañado de una pequeña hemorragia (p.ej un golpe y un pequeño corte), entonces con agua destilada o suero fisiológico impregnado en una gasa se limpia la zona. Se puede presionar ligeramente para cortar el sangrado siempre y cuando la herida no sea nada profunda y sea de carácter leve.

Retiramos la gasa y aplicamos un desinfectante, generalmente povidona yodada, para luego volver a tapar con otra gasa seca o tirita según la extensión del corte o herida. En caso que no deje de sangrar, se acudirá al centro médico más cercano.

Otras advertencias para evitar accidentes infantiles

Las intoxicaciones agudas suelen tener también un lugar prioritario en edades tempranas ya que en el hogar está al alcance de la mano productos tóxicos o que pueden provocar efectos nocivos en los niños (y también adultos) como son los medicamentos, productos de limpieza, pinturas, laca de uñas, etc…

Para estos casos, los primeros auxilios deberán estar aconsejados directamente por personal especializado, por lo que es recomendable ponerse en contacto con el Centro Nacional de Toxicología (91 5620420) donde deberemos facilitar la máxima información posible sobre la persona afectada y los detalles del accidente o intoxicación.

También te podría gustar...

1 Respuesta

  1. me ha gustado mucho porque todo lo que yo estaba buscando lo encontre en este citio
    muaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *