Contaminación del Agua


desinfeccion del agua

La contaminación de las aguas residuales es cada vez mayor y su tendencia sigue creciendo. Las medidas de higiene en países subdesarrollados no son lo suficientemente seguras para abastecer al viajero de agua potable en la mayoría de ocasiones. Algunos países no han sido capaces de construir todavía un sistema de abastecimiento de aguas y alcantarillado que dejen el agua excluida de la contaminación y no perjudique a la preparación de comida o la bebida de animales y seres humanos.

Es entonces cuando el viajero de perfil excursionista o incluso una población pequeña en zonas de suministro de aguas poco seguro decide llevar a cabo por el o ellos  mismos un sistema de desinfección de aguas que cumpla los siguientes requisitos:

  • Pequeño y ligero (no debe implicar ninguna dificultad en su transporte)
  • Rápido y seguro (si no asegura su función al 100% es mejor evitarlo)
  • Simple

El problema surge cuando desconocemos los procesos que deben llevarse a cabo para desinfectar completamente el agua. A veces, incluso viendo el agua como pasa de turbia a clara, mucha gente la consume creyendo que ya está fuera de contaminación y esto no es así.

Ahora bien, el objetivo de la desinfección del agua debe ser claro y consiste en la eliminación de todos los microorganismos que se encuentren en ella capaces de originar una enfermedad en las personas. Esto no ocurre con grandes cantidades de agua ya que es prácticamente imposible controlar el proceso con exactitud y requiere muchísimos recursos, pero si que funciona cuando la desinfección se realiza con pequeñas cantidades de agua.

¿Cuáles son los microorganismos que deben ser eliminados?

  • Parásitos: Tienen un tamaño grande. Algunos de ellos son muy conocidos como las Giardias o las amebas, causantes de la diarrea del viajero, y que son organismos unicelulares. Si los parásitos conforman organismos multicelulares entonces se deben considerar los gusanos. Tanto de los unicelulares como el resto, debemos tener en cuenta que suelen excretarse a las aguas cuando ya han completado su ciclo en el huésped. Algunos están en forma de quiste resistente como las giardias, y otros como los gusanos en forma de huevos.
  • Bacterias: Su tamaño es más pequeño que el de los parásitos pero no tanto como el de los virus. Están muy presentes en las heces y la materia fecal, y son capaces de producir un amplio abanico de enfermedades, llegando algunas de ellas a ser mortales.
  • Virus: Son las formas más pequeñas que existen y más difíciles de eliminar. También son culpables de muchas enfermedades incluida la diarrea del viajero o la hepatitis A que proviene de la contaminación fecal de las aguas. También la hepatitis E se puede trasmitir a través del agua y afecta sobretodo a la mujer embarazada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *