Saltar al contenido

Hemorragia Bucal

dolor de boca

dolor de bocaLa zona alrededor de la boca está muy bien irrigada por lo que es importante saber que, como consecuencia de una herida, ésta puede sangrar en abundancia. La mayor parte de estas heridas vienen producidas por el choque de los dientes contra los labios, el interior de las mejillas o incluso la propia lengua.

Como este tipo de herida es más escandalosa porque la persona tiene un mejor campo visual, es recomendable sentar al afectado en una silla y hacerle inclinar la cabeza hacia delante (se puede colocar un vaso, palancana u otro objeto delante entre las rodillas para que el líquido no caiga al suelo), siempre del lado de la herida. Tras realizar esta acción, se comprime la herida con una gasa o un pañuelo limpio.

En ocasiones, se recomienda chupar un cubito de hielo una vez comprime durante un rato, ya que el frío local provocará vasoconstricción en la zona y los vasos sanguíneos se contraen y la hemorragia va frenándose poco a poco.

¿Qué hacer cuando…?

  • Si la persona lleva más de 20 minutos sin dejar de sangrar hay que llevarlo al centro médico más cercano o al hospital.
  • Si la persona ya tiene la hemorragia controlada, ésta NO debe beber ni comer nada durante un tiempo mínimo establecido de 2 o 3 horas ya que la herida podría volver a abrirse. Al cabo de ese tiempo, es aconsejable que si se tiene sed, se tome un vaso de agua o una bebida fría pero sin alcohol. Las bebidas calientes es mejor dejarlas pasar hasta un tiempo prudencial de 12h.

Si la hemorragia se produce por una pérdida o una extracción dental, hay que colocar la gasa para que tapone ese espacio y pedir a la persona que muerda (10 minutos mínimo).
Si la hemorragia no se frena, se añadirá otra gasa encima de la que ya está y se continúa haciendo presión.
En caso de no cesar o que la persona esté tomando algún tratamiento con anticoagulantes, se deberá acudir con urgencia al centro sanitario más cercano.
Durante este proceso de atención, siempre debe controlarse el estado de conciencia del herido.

¿Qué no se debe hacer en los casos de sangrado bucal?

  • Lavar la boca mientras la persona aún está sangrando
  • Abandonar o dejar las piezas dentales que se han podido caer durante el golpe ya que existe la posibilidad de que puedan volver a reimplantarse.
  • Quitarse las gasas de compresión antes de tiempo.