Intoxicación por Setas venenosas


El consumo de setas tóxicas es muy frecuente en algunos países, sobretodo en épocas de lluvias, muy especialmente en otoño. Es considerado un accidente estacional que, generalemente va desde el mes de septiembre a diciembre, según la zona.

Estas intoxicaciones suelen darse por 3 casos diferentes:

  • Desinformación: Esto genera confusión con las especies que sí que son comestibles y que crecen en el mismo hábitat que las venenosas a igual forma y color. La identificación de las setas debe realizarse bajo un criterio botánico y no como algo superficial. A pesar de la enorme experiencia de algunas personas, éstas deben estar preparadas para identificar a una especie según sus características botánicas.
  • Desconocimiento: Hay gente que ignora que existe una variedad de setas capaz de provocar la muerte. Existen intoxicaciones leves con cuadros clínicos que entran en lo que denominamos “intoxicación alimentaria”, como por ejemplo, diarreas agudas. Pero determinados tipos de setas presentan cuadros muy graves que, si no se llega a tiempo, pueden causar fallos en algunos órganos en cuestión de horas.
  • Falsas creencias: En muchas ocasiones, el simple establecimiento de una norma o creencia tradicional basta con complicar la vida de una persona que bajo esta “guía” recolecta las setas para su consumo.

boletus satanas

Por todo ello, cabe decir 2 cosas básicas para toda aquella persona que esté relacionada con el mundo de las setas:

  1. Existen varias especies venenosas capaces de provocar la muerte.
  2. No existe ninguna norma estándar o universal que permita diferenciar si una seta es tóxica o comestible.
  3. Para evitar cuadros leves, mejor prevenir las indigestiones consumiendo las setas frescas tras su recolección (limpiándolas antes)
  4. Evitar el consumo crudo en la medida de lo posible (el champiñón es una excepción). Es mejor cocinarlas.

Evita los 8 Rumores Falsos sobre las Setas Venenosas

  • FALSO: las setas venenonas colorean de negro los ajos con los que se cocinan.
  • FALSO: la toxicidad de las setas es debido a otras plantas o árboles próximos.
  • FALSO: Las setas que crecen en prados son comestibles siempre.
  • FALSO: Las setas que tienen mordiscos de animales pequeños o roedores, o incluso tienen larvas pegadas son comestibles.
  • FALSO: Si se corta una seta, y ésta cambia de color, es venenosa.
  • FALSO: Las setas con anillo son tóxicas.
  • FALSO: Las setas que huelen bien y tienen buen sabor son comestibles.
  • FALSO: El veneno se elimina si hervimos la seta y desechamos el agua de la cocción, o bien, la maceramos en sal o en vinagre.

¿Cómo actuar en caso de intoxicación por setas venenosas?

Si tras su ingestión, la persona muestra síntomas de intoxicación tales como náuseas u otras alteraciones digestivas, hay que acudir inmediatamente al médico. Solamente éste, decidirá si la intoxicación es leve o debe trasladarse a la persona al hospital.

Si no es posible su traslado inmediato, hay que seguir una serie de consejos:

  • No realizar ningún diagnóstico diferencial. Existen especies comestibles y venenosas que causan los mismos síntomas y su aparición en el tiempo es casi idéntica, salvo que las primeras desaparecen.
  • Se deben recoger todas las setas que no se hayan cocinado o que queden en la cocina. Esta recolección ayudará a los servicios médicos a identificar las toxinas responsables de las sintomatología y así identificar la gravedad de la situación.
  • Hay que apuntar la hora o la diferencia de horas entre su ingestión y la aparición de los primeros síntomas. También de qué tipo eran los síntomas (enrojecimiento en la piel, fiebre, diarrea, vómito, náusea, temblor,…).
  • El paciente debe permanecer acostado cómodamente y hay que administrarle, si no hay médico, una hidratación adecuada ya sea bebiendo agua azucarada, infusiones o sueros comerciales de rehidratación oral (por eso, son tan importantes incluirlos en el botiquín).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.