Medicamentos Antihistamínicos


Los medicamentos con acción antihistamínica están indicados para múltiples usos como pueden ser el alivio frente a picaduras de insectos o reacciones alérgicas antes agentes externos, polen o incluso alimentos.

En un botiquín, se suele recomendar antihistamínicos de segunda generación. Es decir, aquellos que no poseen efectos adversos tales como la somnolencia, la visión borrosa o la sequedad de boca. A pesar de ello, ningún principio activo que a continuación se detalla está exento de poseer contraindicaciones o interacciones medicamentosas. Los 5 principios activos de carácter antihistamínico que se usan con más frecuencia son:

[liststyle style=”check1″]

        • Ebastina
        • Cetirizina
        • Levocetirizina
        • Loratadina
        • Desloratadina
        • Rupatadina

[/liststyle]

Estos principios activos se presentan en la forma de comprimidos y se administran por vía oral. Si lo que se desea es armar un botiquín homeopático, para este tipo de reacciones alérgicas se suele recomendar Histaminum 5CH, Apis 7CH y Urtica Urens 5CH. Si la zona a tratar es la piel, entonces pueden emplearse cremas o pomadas que contengan Caléndula, Ledum palustre o Mezereum.

¿Cómo calmar en picor y el dolor en picaduras, mordeduras y contacto con plantas?

Antes de pasar a la administración oral, pueden emplearse lociones o cremas con principios activos que contengan dexclorfenamina, prometacina o dimetindeno. Éstas se emplean habitualmente para cuando ya se ha dado la reacción antes picaduras de insectos o medusas, o bien, el contacto con ortigas o plantas similares que contengan sustancias irritantes.

reacción alérgica

Si a medida que pasan los minutos no se observa una mejora de la sintomatología o la reacción progresa y hay más picor, dolor e incluso edema, entonces tendrán que utilizarse pomadas que contengan corticoides, aunque éstas tienen sus desventajas, sobretodo para mujeres embarazadas (que no podrán usarlas) y si se utilizan ante exposiciones solares (totalmente desaconsejado).

Los corticoides más frecuentes son:

[liststyle style=”check1″]

  • Acetónido de fluocinolona
  • Valerato de betametasona
  • Dipripionato de betametasona
  • Aceponato de Metilprednisolona

[/liststyle]

El tratamiento con corticoides locales debe ser lo más corto posible y no alargar el uso de estas cremas más allá de una semana, salvo prescripción médica. Si se va a exponer al sol, entonces debe combinarse con crema que contengan factores de protección extrema. En cuanto, a la administración oral de corticoides, éstos ya entran dentro del ámbito médico y no pueden llevarse en un botiquín casero. Se reservan, sobretodo, en reacciones anafilácticas o estados de shock que pueden comprometer seriamente la vida de la persona.

Si se desea emplear pomadas basadas en fitoterapia para tal fin (picaduras, dolor, …), tanto la caléndula, el helicriso, como la centella asiática son buenas opciones aunque no 100% eficaces.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *