Mordedura de Serpiente


No todas las serpientes son venenosas. Partiendo de esta premisa, decir que en España se conocen varias especies que pueden inocular veneno. Sin embargo, las serpientes son animales poco agresivos que se caracterizan por su tranquilidad. La única forma de provocar su ataque es cuando ésta se siente atacada o se interfiere en su camino. Su mordedura provoca una herida que cursa con inflamación local y dolor. En la mayoría de las ocasiones es difícil saber el tipo de serpiente que la ha causado ya que en cuanto muerden huyen del lugar lo antes posible. La gravedad del mordisco siempre vendrá determinada por la edad del paciente, su peso, la profundidad del mordisco, la sensibilidad al veneno por parte de la víctima, el sitio donde ha mordido, el número de mordiscos y la cantidad de veneno que se haya podido inocular.

Mordeduras de Serpientes Venenosas

El mayor problema se presenta cuando además de morder, inoculan el veneno. El veneno puede producir un cuadro de:

  • Ansiedad
  • Náuseas y vómitos
  • Convulsiones
  • Estado de Shock
  • Coma

En España se deben considerar venenosas las siguientes especies:

  • Víbora hocicuda: Se localiza en los árboles de gran parte de la Península, a excepción de Pirineos y Cantabria.
  • Víbora aspid: Es la más peligrosa de todas. Se encuentra muy localizada en el área que envuelve el Parque Natural del Montseny (Cataluña) y llamado comúnmente “L’escurçó”, aunque existe su presencia también en los pirineos, el pre-pirineo, cordillera cantábrica y el sistema ibérico.
  • Víbora europea o víbora común: Distribución general (más al noroeste).
  • Culebra de Montpelier: Se encuentra en la parte alta de las montañas distribuida por todo el país a excepción del País Vasco, Cantabria y Asturias.
  • Culebra Cogulla: Se localiza en el sur de la Península.

Según la cantidad de veneno se van a dar un tipo de síntoma diferente. Por lo que se puede generalizar lo siguiente:

  • Mínima cantidad de veneno inoculado: inflamación local, dolor.
  • Cantidad moderada de veneno inoculado: inflamación extendida
  • Cantidad elevada de veneno inoculado: reacción intensa, estado de shock, insuficiencia renal y alteraciones neurológicas. Puede llegar a la muerte.

El veneno de serpiente se clasifica en neurotóxico (posee neurotoxinas que bloquean los canales de potasio produciendo parálisis) y hemotóxico (afecta a las células sanguíneas, especialmente a plaquetas, linfocitos y factores de la coagulación)

Actuación y tratamiento para mordeduras de serpiente

  • Estirar a la persona y decirle que no se mueva para que la circulación sanguínea no provoque más absorción del veneno.
  • Inmovilizar la zona si el mordisco se produce en una extremidad
  • Calmar a la persona en caso de ansiedad
  • Limpiar la herida con jabón neutro y agua
  • Aplicar hielo indirecto (es un método poco efectivo)
  • Trasladar a la víctima para que reciba asistencia médica

Se desaconseja el uso de torniquetes a no ser que el paciente se encuentre a más de una hora de distancia del hospital. Esto debe ser realizado por un profesional ya que el torniquete deberá ser linfático (20 mm de Hg de presión en la zona más proximal) y aflojarse cada 15 minutos.

El protocolo de actuación orientativo para mordeduras de serpientes con inoculación de veneno será:

  1. Extracción del veneno (mediante jeringa si puede ser) y corte de circulación  linfática (si fuese necesaria)
  2. Tratamiento etiológico mediante la administración de sueros antiofídicos
  3. Tratamiento sintomático (dolor, inflamación, infección)
  4. Tratamiento quirúrgico (en caso necesario)

Los sueros antiofídicos o antídotos son productos comerciales que contienen inmunoglobulinas extraidas del caballo (ACP) o de la oveja (CroFab). Existen más productos pero ninguno de ellos es lo sufientemente seguro ya que puede provocar reacciones de sensibilidad como urticaria o anafilaxis. Por ello, se suele administrar conjuntamente con antihistamínicos e hidratación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *