Hemorragia Vaginal


Hemorragias VaginalesLa hemorragia vaginal más frecuente en la mujer se inicia en su edad fértil y de forma natural cada 28 días en los que se da el ciclo de ovulación. Tras este tiempo, si el óvulo no se fecunda, el propio organismo procede a la renovación del útero provocando una metrorragia o una pequeña hemorragia conocida en la actualidad como menstruación o regla.

En los casos de embarazo, tener una hemorragia vaginal puede ser un signo de:

  • Aborto
  • Embarazo ectópico (el óvulo fecundado se implanta fuera del útero)

Si la metrorragia se da en las últimas semanas del embarazo, entonces se sospecha de que la placenta se ha separado prematuramente de la pared del útero, o bien, existe lo que se denomina placenta previa, donde la placenta se desarrolla sobre el cuello del útero.

Para ambos casos, la aparición de este tipo de sangrada obliga a una asistencia sanitaria de carácter urgente para la mujer. La mejor forma de actuar en estos casos será:

  1. Hemorragias importantes: mientras llega la asistencia y antes de ser trasladada, la mujer debe estirarse y cruzar los pies con un apósito en la vagina.
  2. Hemorragias leves: La mujer embarazada se colocará estirada en posición de decúbito lateral izquierda, pudiéndose colocar un apósito en la vagina (no se introduce nada). Si se realizan cambios de apósitos, éstos deberán guardarse para que el equipo médico valore el sangrada y el tipo de tejido que pueda desprenderse.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *