Vacunas y Enfermedades


Vacunas y Enfermedades - Turismo y ViajeLa vacunación sigue siendo uno de los sistemas más fáciles y fiables para evitar infecciones. Realmente, hay un escaso número de vacunas efectivas, aunque las que solamente tienen una eficacia parcial también son capaces de reducir la posibilidad de infección o la gravedad de ésta en caso de que se produzca. De todas formas, los consejos sobre vacunación no son siempre los mismo y cambian con frecuencia. Además, a esto se suma que cada país tiene sus propias recomendaciones sobre las vacunas y poseen unas medidas preventivas específicas para el viajero que lo visite. Para entrar a ciertos países, se hace necesario el Certificado Internacional de Vacunación, por lo que se hace recomendable leer el artículo que dedicamos a este proceso de validación y cómo informarse para adoptar las medidas necesarias antes de partir de viaje ya que las vacunas son una parte crítica de la preparación y nunca se deben dejar para el final.

Recuerda que las vacunas de tipo viral (tétano, difteria, hepatitis B, fiebre amarilla) se pueden administrar media año o incluso más antes del viaje ya que su inmunidad prevalece durante años. En cambio, las vacunas antibacterianas (cólera, fiebre tifoidea) tendrán que administrarse en un tiempo prudencial antes de partir (o sea, semanas antes) ya que su capacidad de inmunización no es tan duradera como las primeras.

También existen interacciones entre vacunas, en caso de que sea necesario administrarlas para ese país en concreto, como son la hepatitis B y la fiebre tifoidea. Entre la una y la otra se aconseja un tiempo mínimo prudencial de 1 mes de separación. La vacuna de la polio y la de la fiebre amarilla, que contienen virus vivos, también deben respetar ese tiempo, o bien, conjuntamente el mismo día.

Si usted realiza un viaje en el que se inmuniza con vacunas de virus vivos como en el caso anterior, no deberá administrarse inmunoglobulinas entre los tres meses antes del viaje ni los 12 meses posteriores a la vacunación.  Mucho cuidado, ya que son vacunas frecuentes para países tropicales en los que puede existir picaduras de serpientes y el antídoto o suero antiveneno está compuesto por una concentración determinada de inmunoglobulinas.

A continuación, se detallan las infecciones más comúnes y para las cuáles existe vacunación:

  • Fiebre Amarilla: Esta infección es endémica en las regiones cercanas al ecuador en África y Sudamérica. El vector que la transmite es el mosquito Aedes aegypti y es muy resistente a los insecticidas, por lo que ha vuelto a reaparecer en las zonas del Caribe. En Asia, al no existir la epidemia, la mayoría de países exigen la obligatoriedad de la vacunación si se procede de una zona endémica o dónde exista esta enfermedad. La vacunación es de una sola inoculación y es recomendable aplicar una dosis de refuerzo cada 10 años. Tiene un período de incubación de 3 a 6 días y luego se manifiesta en forma de escalofríos, dolor generalizado y fiebre. A los tres días, la fiebre puede descender pero aparecen náuseas y vómitos. Los ojos y la lengua enrojecen y puede haber hemorragia en las encías. Si las heces o el vómito son de color oscuro pueden ser indicativo de una hemorragia a nivel de estómago o instestinos. Los casos más leves son más parecidos a una gripe aunque la persona padece icterícia (de ahí el nombre de fiebre “amarilla”). Se recomienda la vacuna porque no existe un tratamiento específico para ello, sólo el sintomático.
  • Cólera: Es una vacuna poco eficaz, prácticamente sirve para prevenir la infección y tan sólo dura media año. Aunque no es recomendable su administración, algunos países la exigen si el visitante procede de una zona endémica. Se administra en una sola dosis, una semana antes del viaje ya que la vacuna ofrecerá una protección máxima (aunque con un 50% de eficacia). Antes que la vacunación, el mejor método para prevenir es hacer hincapié exhaustivo en la desinfección del agua.
  • Tétanos: Existe un artículo dedicado al tétanos en la web debido a que su infección está altamente distribuida por todo el planeta. La vacuna es de elevada protección a pesar de que el índice de mortalidad sea elevado. La serie inicial de la vacuna antitetánica son 2 dosis en un intérvalo entre 4 y 8 semanas. La tercera dosis se administrará entre 6 y 12 meses más tarde. Después, debe adminsitrarse una dosis de refuerzo cada 10 años, sobreotodo si se viaja a otras zonas al extranjero. Si la persona ya viajó pero su vacunó hace 5 años y desea realizar de nuevo otro viaje a zonas más hostiles, entonces también deberá aplicarse una dosis extra.
  • Fiebre Tifoidea: Esta vacuna posee un 70% de eficacia pero también es capaz de reducir la gravedad en caso de infección. Se suele administrar cuando el viaje se realiza a zonas rurales de países subdesarrollados. También existe una vacuna oral para la fiebre tifoidea.
  • Poliomelitis: Esta enfermedad se evita mediante la administración de la vacuna trivalente. La forma oral a base de virus vivos es mucho más eficaz que la vacuna inyectable a base de virus inactivos. La oral puede tomarse a pesar de la persona ya se haya vacunado previamente de la polio mediante el inyectable.
  • Meningococos: Son frecuentes en zonas poco desarrolladas y pueden aparecer como un brote puntual. Las personas que viajan a lugares como India, Nepal, África y Arabia Saudi (requiere la vacuna) deben vacunarse previamente obteniendo una inmunidad de aproximadamente 2-3 años.
  • Hepatitis B: Su causa es un virus DNA que difiere del virus de la hepatitis A. Se transmite principalmente a través de los fluidos corporales (sangre,  semen,…) aunque también lo hace a través de alimentos y agua contaminada. La vacuna de la hepatitis B debe adminsitrarse ante viajes a zonas no industrializadas y es una vacuna muy efectiva y segura (además, protege contra la hepatitis D). La infección puede ser detectada mediante un simple análisis de sangre.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.