Repelentes de Mosquitos y otros insectos


La proliferación y el aumento de población de insectos y mosquitos aumenta con el calor, aumentando también el riesgo a sufrir picaduras que van desde leves hasta graves, dependiendo del insecto y su capacidad para transmitir enfermedades. En cuanto a los mosquitos, en realidad, las que pican son las hembras que buscan una fuente de alimentación (sangre) para poner los huevos puesto que los machos duran menos tiempo una vez han copulado.

Para llevar a cabo esta tarea, utilizan su aguijón y lo clavan en nuestra piel, inyectando a su vez un veneno que evita que la sangre se coagule y le permita así obtener más sangre. Basta una sola picadura para que las hembras se llenen de sangre y puedan poner sus huevos, pero si se les interrumpe, están obligadas a picar de nuevo. La elección de la víctima depende de varios factores:

  • Temperatura de la piel (contra más alta aumenta la posibilidad, por eso los niños son más propensos a padecer picaduras)
  • Frecuencia respiratoria (si es más elevada, atrae al mosquito hembra)
  • Sustancias que desprende la persona (olor corporal, colonias, lacas, cremas, etc…)
  • Color de la ropa que lleva puesta (se piensa que los colores azules son atrayentes y los marrones junto con los blancos son más bien repelentes)

Para nosotros, ese veneno contiene una serie de proteínas que nos provocan reacciones alérgicas y, en el peor de los casos, en el intercambio de flujos, se nos puede introducir un parásito, bacteria o un virus que nos ocasione una patología concreta. Para evitar la picadura y los problemas que conlleva para la piel y la salud humana, existe en el mercado una extensa y variada línea de productos y aparatos con el objetivo de eliminarlos (difusores eléctricos), ahuyentarlos, evitarlos y, por supuesto, repelerlos. En España, es la especie Culex pipiens o mosquito trompetero la que más pica, junto con la nueva especia en expansión Aedes albopictus o mosquito tigre.

Uso de los repelentes y principios activos

Los mosquitos hacen uso de varios sentidos para localizar a su víctima, y una vez detectada se sitúan sobre su piel para proceder a la incisión y extraer la sangre. Los repelentes no matan ni mosquitos ni insectos, sino que los ahuyentan.

Mosquito culex

En la actualidad, coexisten los remedios tradicionales como el eucalipto (de donde se obtiene un buen repelente como es el citriodiol o PMD), el aceite de oliva, la menta o la citronella junto con las dos grandes familias de activos con función repelente:

  • Piretrinas: Anulan la capacidad de orientación de los insectos y como respuesta, el mosquito o insecto se alejará hasta una zona donde su sistema nervioso y sensorial vuelva a funcionar en condiciones. La gran ventaja de las piretrinas es que se pueden usar a pequeñas dosis, reduciendo el riesgo de toxicidad y por eso se pueden recomendar a niños mayores de 2 años. Además, no perjudican ni estropean los tejidos, por lo que se pueden aplicar sobre la ropa. La desventaja es que en algunas zonas donde hay mucho mosquito, también existe mucho repelente y los insectos suelen desarrollar resistencia a los componentes mucho más rápido de lo normal. Una de las piretrinas más usadas es la permetrina, que es igualmente eficaz para el tratamiento de los piojos, garrapatas y pulgas.
  • Toluamidas: El principio activo más conocido es el DEET o la dietiltoluamida, que produce un efecto muy desagradable en los insectos durante mucho tiempo. Lo que hace que se desorienten y que intenten huir lejos de la víctima ya que su prioridad principal ya no es extraer sangre sino volver a la normalidad. El DEET es muy efizaz para insectos y arañas pero posee un gran inconveniente: se necesitan dosis altas para garantizar la protección en zonas de riesgo. Las concentraciones pueden superar el 40%. Además de ello, existen casos clínicos en los que se ha producido dermatitis, reacciones alérgicas, cardiotoxicidad e incluso neurotoxicidad por el uso continuado del producto. Esto no quiere decir que al aplicarlo para un día o dos en un viaje vaya a padecerse algunos de estos síntomas. Debido a esto no se recomienda su uso a menores de 12 años, ni tampoco puede aplicarse en la ropa pues produce manchas en los tejidos. Si en la zona, además de mosquitos hay garrapatas, entonces la recomendación es usar la permetrina en vez de DEET ya que es más eficaz. De todas formas, el DEET sigue siendo hasta la fecha el repelente aprobado comercialmente más eficaz en seres humanos.
  • Derivados de pimienta: Encontramos aquí el Icaridín, que es un repelente sintético con una función repelente de moscas, mosquitos y garrapatas ya que interfiere en sus receptores. Es un sustancia no grasa ni tampoco desprende olor, por lo que el producto final es agradable. Lo mejor es que no daña los tejidos ni plásticos por lo que puede aplicarse en la ropa. Concentraciones del 20% pueden ofrecer una eficacia superior al 90% durante 6-8 horas y su perfil de toxicidad es bajo. No se recomienda en menores de 2 años y hasta 12 años no superar las 2 o 3 aplicaciones al día.
  • IR3535: Es una molécula de estructura similar a la alanina que protege contra mosquitos tanto Culex como Aedes, tábanos y garrapatas (aproximadamente 4 horas o menos). Su toxicidad es mínima pero puede causar irritaciones en los ojos de carácter severo.

Dejamos a un lado los estudios realizados con paciente en los que se administraron vitamina B1 o vitamina B6 por vía oral para comprobar que los mosquitos eran capaz de detectar esas concentraciones en sangre y huir de la víctima. Hasta la fecha, no hay un estudio esclarecedor y dada la poca eficacia de los repelentes habituales con respecto a otros productos farmacéuticos, quedan descartadas estas posibilidades. Cabe decir que se han hecho estudios en los que los aceites esenciales de Copaiba y de Andiroba, dos plantas amazónicas que crecen en Brasil, pueden resultar eficaces como repelentes de insectos pero más aún para combatir la picadura.

¿Cómo aplicarse un repelente?

  • Extender o aplicar el repelente por todas las zonas del cuerpo que queden expuestas al aire libre, a excepción de la cara si se desea.
  • Si en el lugar hay mucha humedad ambiental o hace calor, entonces repetir regularmente la aplicación del repelente
  • Tras el baño o ducha hay que volver a ponerse el repelente
  • Los fotoprotectores o cremas solares deben aplicarse antes que los repelentes ya que es muy común el uso de ambos en verano
  • Extremar las medidas preventivas al atardecer y por la noche. En el caso del mosquito tigre, hay que vigilar a primera hora del día

5 Recomendaciones para evitar las picaduras de mosquitos

  • Al atardecer o anochecer, que es cuando las hembras están más activas, es recomendable usar ropa de manga larga, sobretodo para los niños pantalones y calcetines.
  • Evitar el uso de perfumes o colonias que sean muy fuertes.
  • La ropa de color claro atrae menos a los mosquitos. Evitar colores brillantes, oscuros o dibujos estampados que sen muy vistosos.
  • Evitar andar descalzo por terrazas o por la propia hierba o césped.
  • Si es posible, proteger las ventanas con mosquiteras.

Marcas comerciales que contienen repelentes de mosquitos e insectos

Para elaborar un botiquín, tanto en casa pero sobretodo el botiquín de viaje, hay que saber y conocer el tipo de activo que contiene el producto y su concentración (generalmente de venta en farmacias y parafarmacias):

  • Incorporan DEET: Relec Extra Fuerte 50ml (40%), Elinwas 100ml (15%), Goibi Antimosquitos 100 ml (18%), Goibi Xtrem Tropical 75ml (45%), 3M Ultrathon 125 ml (25%).
  • Incorporan Citronella: Kife Loción, Blitz.
  • Incorporan Citriodiol: Mosi-Guard Natural 150ml (40%), Mosi-Guard Natural Barra (53,3%), Mosi-Guard Natural Crema 100g (30%).
  • Incorporan Icaridín: Autan Activo Spray 100ml (19%), Autan Activo Barra 50ml (20%), Autan Family Care Crema 100ml (10%), Autan Protection Plus 100 y 150ml (20%).
  • Incorporan Permetrina: Halley repelente, Halley Loción, Halley Loción Infantil, Milice espuma 150ml.

Brazaletes y Pulseras repelentes de insectos

En España, las pulseras repelentes están sujetas a una autorización sanitaria por lo que no todas cumplen la normativa como producto sanitario. La mayoría son de origen natural como citronella, geraniol, eucalipto o lavanda, pero hay otras que pueden incluir pesticidas o plaguicidas. Para estar más seguro de que la pulsera o brazalete cumple con los requisitos de autorización tan sólo hay que verificar la etiqueta y observar que se cumple lo siguiente:

  • Se describe la composición o se cita el activo.
  • Se describe la función del producto
  • Aparece el modo de empleo y las advertencias para el usuario
  • Aparece (más importante) un número de registro con la siguiente nomenclatura: xxx – PLAG (las xxx son cualquier numeración)

Hasta la fecha, las pulseras repelentes aprobadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) son:

  • Pulsera repelente BLITZ (430-PLAG)
  • Pulsera repelente RELEC (491-PLAG)
  • MOSQUITOX Pulsera repelente CLIK CLAK (570-PLAG)
  • Pulsera repelente PARA’KITO (479-PLAG)
  • Pulsera repelente PARASITAL (485-PLAG)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *